Atención personalizada llamadas y WhatsApp de 9 a 14 hs 2216765500 De 14 a 19hs +54 9 1155898467

Se viene la película italiana “Fue la mano de Dios”

Es el film que representará a Italia en la próxima entrega de los Oscar. Su director es el napolitano Paolo Sorrentino, quien en varias oportunidades contó que Maradona le salvó la vida.

La historia de Sorrentino está ligada al astro del fútbol es por ello que decidió contarla a través de Fabietto Schisa, un joven que vive con su familia y anhela que el jugador del Barcelona llegue al Napoli. Durante 1984 y hasta la victoria del Napoli en 1987 donde se coronó con Copa de Italia, el filme sigue a este joven, el alter ego del propio director en un camino lleno de aprendizaje.

Este film se podrá ver el próximo 15 de diciembre en Netflix. Sin embargo, ya tuvo su paso por el Festival de cine de Mar del Plata y la experiencia fue de sensaciones múltiples. Asimismo, ha tenido un recorrido festivalero muy bueno durante el 2021 y el punto máximo fue haberse llevado el León de Plata en el Festival de Cine de Venecia. Tiene condimentos de sobra: su director, el reciente primer aniversario de la muerte de Diego Armando Maradona y la relación Napoles-Fútbol.

En varias oportunidades, Paolo Sorrentino reconoció su amor por “el 10″. Y hay una anécdota en particular, que siempre remarca el director de Youth (2015) y La grande belleza (2013), en la que evidencia un lazo muy fuerte con el ídolo del fútbol mundial. Él dice que Maradona salvó su vida. Sin entrar en detalles, porque la película los da de manera muy prolija y sincera, “Fue la mano de Dios” es una autobiografía sobre su adolescencia y juventud, y una carta de amor/nostalgia/reproche hacia su tierra natal: Nápoles.

El encanto de la película está dado en que el director se animó a contar su historia más personal. Se embarcó en un viaje profundo que lo llevó a, quizá, el dolor más grande de su vida que fue la muerte de sus padres tras una fuga de monóxido de carbono. De ese accidente, el director fue el único sobreviviente porque, en vez de viajar con sus padres, había asistido a un partido del Napoli. El condimento especial era la participación de Maradona. Pero incluso antes de eso, el relato se mete en las entrañas de una familia napolitana: sus conflictos, paseos, bromas y alguna que otra interna entre los miembros. Cotidianidad y personajes bien marcados.

El actor Filippo Scotti es quien se pone en la piel de Fabietto Schisa. No es un documental, es una película de ficción que narra el episodio que vivió el propio director, pero en su juventud: un joven de 16/17 años que vivía en la casa familiar. Toni Servillo es quien interpreta al padre de Fabbieto, un empleado bancario que le brinda una vida bastante cómoda y completan el cuadro, Marchino, el hermano con quien comparte el cuarto; María, su madre bromista, y su hermana, la chica que se la pasa adentro en el baño. Patrizia, hermana de María y deseada por todos los hombres, y Alfredo, el tío que ayudará a Fabietto a abrir los ojos, también son parte de la familia en la que se centra The Hand of God.

“Decía Fellini que el cine no sirve para nada pero que, al menos, distrae de la realidad”, se escucha a uno de los personajes promediando el filme. Al menos esta película sirve también para entender la realidad que vivió el director y cómo el fútbol y Maradona modificaron su existencia, la de su entorno familiar y la de todo Nápoles.

 

Contacto

Calle 62 Nº 238 (entre 115 y 116) La Plata - Bs. As.

 (+54 0221) 424-7777 / 421-8982

[email protected]

Lunes a Viernes de 9 a 19 hs.

Exámenes Certificados Por:

La Certificazione di Italiano CILS è conforme ai requisiti di UNI EN ISO 9001

Suscribite a nuestras noticias