Italia registró una temperatura récord de 48,8 °C

Imprimir

Una estación meteorológica siciliana registró una temperatura de 48,8 °C, rompiendo todos los récords anteriores y convirtiéndose en la temperatura más alta que se haya registrado en toda la historia de Europa.

El pasado miércoles Italia fue testigo de un evento preocupante. Una estación meteorológica ubicada en Sicilia registró una temperatura de 48,8 °C, un récord que supera todos los anteriores registros italianos y se convierte además en la temperatura más alta jamás registrada en toda Europa.

El récord ha sido confirmado por el Servicio de Información Agrometeorológica de Sicilia (SIAS) y, una vez que lo confirme la Organización Meteorológica Mundial (OMM), podría convertirse en el nuevo récord histórico de temperatura máxima en el continente europeo, batiendo el récord anterior de 48 °C ocurrido en Grecia en 1977.

Junto con la falta de humedad en el suelo y la sequedad de la vegetación, el calor también aumentó la incidencia de incendios forestales y preocupó a las autoridades italianas. Los bomberos registraron al menos 300 incidentes el miércoles y una persona murió a causa de las llamas.

Las cadenas montañosas de Aspromonte y Madonia, consideradas áreas de importancia geológica internacional, están siendo afectadas por incendios que ya han matado a innumerables animales y destruido cultivos, casas y edificios industriales. La situación es tan preocupante que Nello Musumeci, gobernador de Sicilia, ha pedido el estado de emergencia para la región.

¿Qué causó estas altas temperaturas?

El fenómeno ocurrió durante una ola de calor provocada por un anticiclón apodado extraoficialmente “Lucifer”, que afectó a Italia esta semana. Los anticiclones son regiones de alta presión asociadas con condiciones climáticas secas y calurosas.

Las temperaturas también han alcanzado valores superiores a los 40 grados en otras ciudades del país, incluidas las regiones metropolitanas centrales. La fuerte ola de calor se extiende por el Mediterráneo y el norte de África, llegando hasta Túnez y Argelia.